Planeación estratégica para llegar a buen puerto

por Marieanne Le Hénaff | Noviembre 22, 2017 | Estrategia y Gestión

Planeación estratégica

Sin importar el tamaño de una nave, todas tienen el objetivo de llegar a buen puerto. Esta frase es comúnmente usada para describir la intención o posibilidad de que las cosas se encarrilen hacia o lleguen a un destino seguro y exitoso.

Pero para llegar a buen puerto hace falta más que la buena intención. Todas las civilizaciones a través del tiempo han desarrollado diferentes herramientas que les permiten convertirlo en una realidad. Una de las más utilizadas y que aún se utilizan, son los faros de navegación marítima. 

El faro emite una luz a 360°, con diferentes intervalos y colores que sirven de guía para los tripulantes de una nave, de esta manera pueden reconocer frente a qué punto de la costa se encuentran, la proximidad a la misma y hacia donde deben navegar para llegar de manera segura. 

Te imaginas, ¿Qué pasaría si las organizaciones contaran con un faro de luz que los guiara? ¿Una herramienta que les dijera cuál es su situación actual, que tan cerca están de su objetivo y hacia dónde dirigirse para lograrlo? 

Esta herramienta existe, y se utiliza y desarrolla a través de la práctica de planeación estratégica. Aunque en ocasiones se pensara que es una práctica que sólo es necesaria para los grandes corporativos, es algo que sin importar el tamaño de la empresa se debe llevar a cabo, ya que todas tienen el objetivo de llegar a buen puerto.

¿Cuáles son los elementos básicos para iniciar a definir la planeación estratégica?

  1. Involucrar a todo el equipo directivo en su definición.
    Incluir la perspectiva y experiencia del equipo directivo aporta gran valor, no solo para obtener la definición realista y objetiva, sino también para asegurar el compromiso posterior para su ejecución.
  2. Claridad en el destino
    Plasmar una visión, apegada a la misión de la empresa para tener visibilidad de a donde se quiere llegar.
  3. Claridad de la situación actual
    Plasmar una realidad, conocer la situación actual de manera interna y externa. Una manera conocida y simple de hacerlo es realizando un FODA a profundidad de la organización, contemplando elementos operativos, financieros y de mercado.
  4. Método / proceso / plan
    El desarrollar la planeación estratégica no es cuestión de una sola sesión, por lo que es necesario, seleccionar el método por el cual se desarrollará, lo cual determinará los pasos a seguir para llegar hasta la ejecución, así como los tiempos en los que se llevará a cabo. Esta práctica se debe de volver permanente. Conoce algunos beneficios de la práctica en nuestro artículo de 6 ventajas de la planificación estratégica.

Sin estos 4 elementos difícilmente una sesión de planeación estratégica será realmente efectiva. Por lo que, si has decidido iniciar a desarrollar esta práctica en tu organización, o bien si ya lo haces y quieres mejorarla te invitamos a autoevaluar si previo a su definición tienes estos 4 elementos asegurados.

Es importante mencionar que la planeación estratégica, así como el faro en la navegación marítima, se vuelven el punto de partida y sobretodo un punto de referencia para tomar decisiones de que rumbo tomar para llegar a buen puerto. Sin embargo, hacer que la nave se mueva en esa dirección exacta requiere de más acciones, herramientas, habilidades y conocimientos que solo un punto de referencia. 

Es de vital importancia el liderazgo y conocimientos de la instrumentación de la nave para tener visibilidad de la ruta que se traza, no solo por parte del capitán, sino también por su tripulación. Así como una claridad y organización de las tareas y responsabilidad de cada miembro de la tripulación que permiten que la nave siga a flote y en la dirección correcta.

Si quieres conocer más sobre cómo nuestra consultoría de negocios te puede ayudar a implementar la planeación estratégica en tu organización:

Escrito por Marieanne Le Hénaff

Director Desarrollo de Negocios e Innovación

Desarrollo e implementación de estrategias comerciales. Incrementar la satisfacción del cliente buscando mejorar y automatizar los servicios actuales, así como innovando en el desarrollo de nuevos, cubriendo sus necesidades.

Artículos relacionados

Recibe nuevos artículos en tu correo.

Suscríbete a nuestro newsletter mensual.

Todos los derechos reservados Caltic Consultores® 2009-2019 | Aviso de Privacidad | Acceso Intranet